¿Qué es la alergia?

Consideramos la alergia como una respuesta desproporcionada del organismo, concretamente de su sistema de defensa (o sistema inmunitario) que detecta como algo extraño o nocivo a agentes externos que para el resto de la población son inofensivos. Estas sustancias o agentes externos se denominan alérgenos.

Entre los alérgenos más comunes de la alergia encontramos a los pólenes de algunas plantas y los ácaros del polvo doméstico.

Esta susceptibilidad que sufren las personas que son alérgicas ante una respuesta exagerada a agentes externos (alérgenos), desencadenan una serie de alteraciones inflamatorias en piel y mucosas (también llamada reacción alérgica) que son las responsables de los síntomas de la alergia y que originan los diferentes síntomas y signos de las enfermedades alérgicas.

Para que se desencadene una alergia , hay que tener en cuenta factores de predisposición genéticos y ambientales. También, los antecedentes familiares son importantes. Se sabe que si uno de los progenitores es alérgico , hay un 50% de probabilidad de que el niño lo sea . Si ambos progenitores son alérgicos , la probabilidad rondaría el 70%.

Hay que desmitificar el hecho de que no se nace alérgico , hay una predisposición genética y según los factores ambientales el individuo se hace alérgico a algunas sustancias que potencian una respuesta inmunológica de hipersensibilidad y tras ella, la alergia.